viernes, 20 de abril de 2012

POR FIN!!

Bueno, tengo el inmenso placer de hacer una nueva entrada en mi blog.

Hacía MESES que no jugaba a nada, no tenía con quien jugar... mis jugadores habituales se han puesto a traer niños al mundo, y me han dejado solo...

De pura casualidad, al recibir un pedido de la Dracotienda en el trabajo, descubrí que el pavo que tenía sentado a mi derecha es de la asociación Jugamos Tod@s, y que más gente de la oficina, son aficionados a los juegos de mesa... El mundo es un pañuelo, y además está lleno de frikys.

Total, que los invité a casa... ¿a qué jugamos?

Estuvimos hablando un rato, y les conté que nunca había tenido oportunidad de jugar al Agricola, y siempre me había llamado la atención... total, que como ponía yo la casa, me complacieron el deseo de probar el Agricola.

Jueves, 20:00h

Se presentan en casa, cargaditos de regalos... Agricola, Santiago de Cuba, Speicherstatd, y más delicatessen...

Mención especial para mi santa esposa, que se encargó de bañar los niños, hacer la cena, y se ocupó de todo mientras yo degustaba un Santiago de Cuba con los amigos....

JUEGASSO

El santiago de Cuba me recuerda enormemente al Puerto Rico, por el mero hecho de cargar un barco... pero es muchisimo más accesible, y muy divertido... me parece un grandisimo juego para jugar algo rápido, y que deja muy buena sensación. Este cae seguro.

Los niños se duermen, y los mayores cenamos... Es tiempo del Agricola.

Hace años que sigo este juego, y nunca me atreví a comprar... En su día, no sé bien porqué, compré el Le Havre. NUNCA lo he jugado, por lo que siempre me ha generado dudas el adquirir el Agricola... pagar 50 eurazos para tener otra caja sin estrenar en la estantería... no me parecía buena idea.

Despues de haberlo probado, solo puedo decir "JUEGASSSSO"

Me encanta. Me parece una joya lúdica y muchisimo más accesible de lo que pensaba. Para nada es complicado hacerse con las mecanicas, y se disfruta muchisimo.


Fué toda una experiencia el no tener que explicar las reglas... la verdad que no estoy acostumbrado a que me enseñen a jugar, siempre soy yo el que explica, y la verdad... cómo mola que te den toda la información sintetizada y desmenuzada. Diversión desde el primer minuto sin preocuparte de si lo han entendido, de si hacen las acciones correctas, y sin resolver las dudas ajenas...

Al final la partida la ganó el que trajo el juego a casa, por algo es suyo, pero el rato que pasamos hasta las 00:30 fué lo mejor que he disfrutado en meses y meses de sequía lúdica.

Mi tablero:



28 puntitos, enfocado principalmente a la ganadería, ya que pensé que un buen ganado.... tiene su aquel.

El ganador:



32 puntazos para un experto agricultor, que sacó provecho a tanto campo de arado... y que a pesar de tener la estructura para los animales... pasó de la ganadería y nos humilló con una perfecta gestión del grano.

Menos mal que sólo era su tercera partida al juego... sino... nos humilla vílmente.

La conclusión que me queda tras una pedazo de noche:

Qué duro es tener un vício, y no poder desahogarte.

Gracias compañeros!!

P.D
No pongo las fotos en que salen vuestras caras, para que no se vea lo guapo que somos.