domingo, 14 de octubre de 2012

Festival de Córdoba

Hacía mucho que no escribía, y es que mi tiempo libre ha pasado de poco a inexistente.

Como ya no tengo apenas tiempo de jugar, y mi grupo de juego actual predominante son mis niños, decidí tirar para Córdoba con toda la familia con el pretexto de "excursión" a otra ciudad...

Sorpresa nada más llegar al festival, torneo de aviador loco... nos apuntamos y quedamos cuarto finalistas. ALUCINANTE.



Este juego le ha gustado a mis niños, a mi mujer, a mí, es un juegazo.

Nos tiramos toda la mañana jugando con este juego, y nos lo pasamos genial. Luego nos marchamos toda la familia a comer, y llegamos a una tapería llamada "El huevo" a unos 10 minutos andando del festival.

Fué de los peores servicios que he probado en mi vida, unas camareras jovencillas, que no paraban de regañar a los clientes, "Este carrito no lo pongas aquí que tienes que dejar paso", "Las mesas no las movais que no se pueden mover", "Con la carta no se juega", "Las tapas no las he apuntado porque me has pedido la comida de los niños"...etc....

La comida era normalita tirando a sosa.... pero las camareras, madre mía... luego ya en el Festival, con mis amiguetes Cordobeses me explicaron que el término "Cordosiesas" está admitido por la RAE, con lo que ya me cuadró lo ocurrido... fuí a parar a una tapería con dos Cordosiesas por camareras.

Por la tarde, aproveché para seguir probando juegos con mis niños:


Magnífico juego para jugar con los niños, muy divertido, y frenético. Todos los jugadores lanzan sus dados a la vez, y van completando la serie que viene especificada en el tablero según los dados de colores, el que primero termine gana. Simple pero efectivo.

Luego echamos una partidita a este juego infantil, que había visto en otras ocasiones en el festival y tenía curiosidad... demasiado infantil para mis niños, y sólo el que tiene 2 años se divirtió con él. Mis niños ya juegan al Bang, Heroquest, damas, parchis, carrera de tortugas, A la carte, etc... y creo que ya están un nivel por encima de los juegos de la editorial Haba. 

En este punto llegaron mis amigos "Adultos"... y pensé cómo podría hacer para jugar una partidita a un juego con más chicha, que ya tenía ganas, un juego de hombres... pero no es posible, ya que ir con la familia al festival, con niños de 6, 5 y 2 años, además con una niña de 3 meses que está para comersela...  hacen imposible que salga a mesa un juego para adultos donde no jueguen ellos.

Nos decidimos a echar más partidas a juegos de niños... (creo que voy a empezar a hacer entradas de los juegos que juego ahora, los que yo llamo de niños). Partida de aviador loco, y probamos otro juego de Inka and Markus Brandt.


Para mi sorpresa, el mismísimo Markus Brandt se acerco a mis niños para hacerles una foto mientras jugaban a su juego... y es que los autores estaban por allí como autores invitados del festival.

Es que mis niños son muy guapos, y muy simpaticos... y les encantan los juegos.

Luego salió a mesa un BANG, y mis niños fliparon, porque es su juego favorito..... y yo lo tengo un poco atravesado ya, porque he jugado muuuuuuucho. Decidí echar otro aviador loco con mi niño de 2 años.

Cuando nos dimos cuenta, ya había empezado la exposición de Tiempos Cefa, y tenía un montón de juegos míos expuestos allí, que había cedido para el festival.

Los ví allí todos expuestos, y la verdad, me molestó que estuvieran todos al alcance de los visitantes para que fuesen manipulados... yo que soy de los que enfundan las cartas, cuido con mimo cada componente, sufro cuando algo se rompe. Mis juegos CEFA son un tesoro para mí, y verlos allí al alcance de todos, no me agradó en absoluto. Así que me fuí para no sufrir, ojos que no ven, corazón que no sufre.

Volvimos a las mesas, me compré la expansión del juego A la carte (la reseñaré en breve porque es genial), y se hizo tarde.

Vuelta a Málaga, y toda la familia contenta por la experiencia. El año pasado fuí yo sólo con amigos, este año con mis niños. El año que viene repito con mis niños, porque les encantó el festival, y ninguna Cordosiesa podrá impedir que yo vaya cada año a este Festival tan especial.

Me encanta Córdoba.